** Seccion actualizada

COMO EN AÑOS ANTERIORES LOS SELLOS NO UTILIZADOS SE HAN REENVIADO A LA FEN A PRINCIPIOS DE OCTUBRE

"NACI DESNUDO Y VOY A MORIR DESNUDO, NO VEO NADA MALO EN ELLO"

Justin Timberlake

lunes, 16 de febrero de 2015

Los primeros socios del 2015

Juan Carlos Fernández de la Nocedilla, “Juanca” para los de la pandilla y Nocedilla para el equipo docente del Instituto, acaba de hacerse, el y su mujer, socios de ANAPA. No es que el hecho sea muy relevante, pero como fue compañero y amigo, hace muchos años, su inclusión en el grupo naturista ha hecho reverdecer mis años juveniles y mirar con cierto optimismo el futuro inmediato de la Asociación.
Sin duda fue el 25 de Septiembre del pasado año. Pese al tiempo y por cerrar nuestras actividades veraniegas, el Presidente se empeño, no se si por aprovechar los últimos rayos de sol o por deshacerse de las existencias de cacao adquiridas en Junio, erróneamente, en organizar una chocolatada, o mejor dicho una pintada de nuestros cuerpos con pasta de chocolate.
Foto ANAPA
Fuimos pocos, apenas si una veintena, pero como siempre nos divertimos, yo menos pues tardo mucho en acoplarme a los festejos tumultuarios. Al final, entre en el corro, me pintaron, pinte, me caí y al final, todos a lavarnos al mar.
.- “Te acuerdas de mi” oí a mis espaldas.
La verdad era que no. Tenía ante mí una pareja, el casi de mi edad y ella mucho mas joven que me miraban esperando una reacción positiva.
.- “Soy Juanca, José Luis, del instituto”. Entonces lo recordé, muy claramente.
Como a mí los años habían desdibujado su figura pero la cara era la misma.
.-“Te presento a Monse”, dijo dirigiéndose a su acompañante.
Así empezó. Nos dimos un largo paseo por la playa y lentamente pasaron por nosotros los treinta años de separación. Eran asiduos a esta playa pero el azar nunca nos  reunió, en verano y solo con buen tiempo, solían venir los fines de semana, justo cuando yo no aparecía.
Monserrat Vidal Claramunt, su pareja, era de Tarragona, provenía de una familia vinícola poco conocida, nacionalista de Mas y forofa del Barcelona C.F., era, como el, nudista veraniega y le gustaba pasear su esbelta y redondeada figura sin ningún tipo de pudor playa arriba y playa abajo.
De entrada se extraño que en Asturias existiese una Asociación naturista. En Cataluña sabía que si; conocía la existencia del Fonol y un antiguo amigo suyo de la universidad pertenecía a al Club Catalá de Naturisme (CCN). Por cierto recordó que, en cierta ocasión, intento, sin éxito, llevarla a las piscinas Picornell donde determinados días y a ciertas horas el baño era nudista. Quedo encantada al saber que teníamos relación con el  Presidente de la CCN y propuso a “Juanca” que se hicieran de ANAPA. Pensé que era un farol, les di las direcciones electrónicas de la Web y del Blog, donde, entre otras cosas estaban las hojas de inscripción; con un abrazo y un sonoro beso por parte de ella, nos despedimos.

Foto ANAPA
El segundo viernes de Febrero iniciamos la temporada de Spa de la Asociación. Para mi alegría y sorpresa, “Juanca” y Montse  llegaron a las instalaciones del Castillo de la Zoreda cuando nosotros. Juntos nos desnudamos en un único vestuario existente y juntos entramos en la piscina hidrotermal. Los presente, se integraron y al despedirse me dieron sus fichas de inscripción, dos fotos de cada uno y el abono de los 30 € correspondientes al pago de los sellos internacionales de la FEN-FNI para el 2015.
Eran los primeros en asociarse este año y además, nunca lo habían hecho.
Mientras me deshidrataba en la sauna empecé a pensar porque, de los tres mil nudistas que pasean por las playas asturianas, apenas 50 están Federados; cual será la razón que, desde su formación en el 2005, solo se hubiesen confeccionado 330 carnets, manteniéndose, año tras año, un grupo de 50 y desapareciendo el resto. Esta peculiaridad se daba en todas las Asociaciones Naturistas españolas, por último, que pudor condiciona a las personas que alguien supiese de su permanencia a un grupo naturista. Curiosamente, ese mismo colectivo, lejos de su entorno, paseaban desnudos por playas, hoteles, piscinas o cruceros sin el menor reparo, y al regresar, lo contaban y enseñaban sus fotos. Que impedía a los socios intentar llevar las riendas de las asociaciones, sustituyendo y rejuveneciendo a los primeros fundadores, donde estaban los jóvenes reemplazos que, hasta superar la treintena, no se integraran en el naturismo, aunque si lo vivieran, defendieran o programaran en foros y redes sociales.
Alguien me aviso de la hora, había que dejar la instalación. Salí con la primera pareja de socios del 2015 en el bolsillo y la esperanza, remota, que no fuesen los últimos, que superásemos, al cabo, el medio centenar. Todo un sueño viendo un cielo grisáceo moteado de copos de nieve que lentamente cubría los bosques salvajes que rodeaban el Bosque de La Zoreda.